JID Anuncios

PALABRAS DEL EMBAJADOR NESTOR MENDEZ, SECRETARIO GENERAL ADJUNTO DE LA ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS (OEA)

publicado a la‎(s)‎ 3 abr. 2017 9:49 por Jid Webmaster   [ actualizado el 3 abr. 2017 10:20 ]



Señoras y señores,

 

Introducción

Quiero comenzar mis palabras agradeciendo a las autoridades de la Junta  Interamericana de Defensa por el honor de su invitación a participar en este acto de conmemoración de su setenta y cinco  aniversario. Es para mí una gran satisfacción acompañarlos en un momento tan trascendente como este.  

Esta institución constituye una valiosa entidad de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Su misión central es brindar servicios de asesoramiento técnico, consultivo y educativo a la OEA y a sus Estados Miembros acerca de temas relacionados con asuntos militares y de defensa en el hemisferio. Al mismo tiempo, la Junta ha sido muy eficaz en las tareas que se le han encomendado en el plano del enfrentamiento de emergencias provocadas por desastres naturales.

Como es de su conocimiento, hemos vivido recientemente eventos trágicos en algunos de nuestros países.  El año pasado el Huracán Mathew causó extensos daños en varios de nuestros Estados Miembros. Asimismo, el Ecuador fue afectado por un terremoto que también causó la perdida de cientos de vidas humanas y que dejo heridas a miles de personas.  En respuesta a estas urgentes situaciones, convoqué reuniones del Comité Interamericano de Asistencia para Situaciones de Emergencia, un mecanismo de la OEA dirigido a responder a desastres, que reúne a las agencias pertinentes del Sistema Interamericano.  En ambas situaciones, la Junta cumplió una misión muy importante estableciendo una “Sala de Situación” para coordinar los esfuerzos de emergencia de varias agencias del hemisferio. Dicha cooperación frente a situaciones como estas demuestra nuevamente la solidaridad y el aporte de la Junta con el cual siempre contamos en momentos difíciles.

 

Antecedentes históricos

Instalada un 30 de marzo de 1942, seis años antes al establecimiento de la propia OEA en 1948, en este aniversario debemos celebrar que la JID constituye la organización regional de defensa más antigua del mundo. El valor de esta institución se puede apreciar por la extensa capacidad que ha demostrado en adaptarse a las necesidades de los tiempos en un contexto regional y global que tanto ha cambiado en los últimos 75 años.

           

A la Junta Interamericana la crean los Estados Miembros de la entonces Unión Panamericana, y su origen tiene directa relación con el ataque a Pearl Harbor en diciembre de 1941 y la consiguiente entrada a la II Guerra Mundial de varias naciones de nuestro hemisferio. Entre otros factores de alta preocupación de ese momento estaba el hecho que muchos de los que hoy son estados soberanos miembros de la OEA eran colonias de naciones europeas ocupadas por Alemania y surgía la consecuente amenaza de tener la presencia del Tercer Reich en territorios de nuestro continente. Esto es solo un dato anecdótico, aunque histórico, de los orígenes de la Junta.

 

Si tuviéramos que describir o clasificar en períodos esta larga historia de la JID, la característica relevante de cada etapa estuvo dada por la orientación que le impusieron los Estados Miembros. Asimismo, en cada período se fueron creando diferentes instrumentos y mecanismos en materia de defensa y seguridad regional de lo que denominamos como Sistema Interamericano. En efecto, podríamos identificar y analizar este proceso en al menos cuatro etapas, cada una de las cuales con entornos de seguridad específicos y correspondidos con adaptaciones de los arreglos institucionales al interior de la OEA.

 

El primer período abarca la década de los 40, marcada por la conflagración mundial, pero también por la adopción de instrumentos como el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, así como la aprobación de la propia Carta de la OEA y el Tratado Americano de Soluciones Pacíficas o Pacto de Bogotá, de 1948. En materia de seguridad y defensa, en esta etapa primó sustancialmente el modelo de seguridad colectiva ante amenazas de origen extra continental. La misión fundamental de la JID en esta primera fase de su historia fue precisamente la de “preparar la legítima defensa colectiva frente a la agresión”.

 

Posteriormente sobrevino el período de cinco décadas de la Guerra Fría que impuso la polarización Este-Oeste bajo la permanente amenaza del holocausto nuclear. En nuestro continente, esta etapa que tuvo su ápice desde los años 50 hasta fines de los 70, se caracterizó por la confrontación ideológica al interior de nuestras naciones, la era de los golpes militares, los conflictos armados internos y la imposición de la doctrina de la seguridad nacional. 

 

La tercera etapa corresponde a la recuperación democrática en América Latina iniciada a mediados de los 80, que asimismo coincidió posteriormente en los años 90 con la nueva atmósfera de distención generada por el fin de la Guerra Fría.

En estos años se llevan a cabo importantes debates superadores de las viejas doctrinas de seguridad colectiva y seguridad nacional y al interior de nuestros países comienza un proceso de reformas centradas en el papel de las fuerzas armadas en una sociedad democrática. A nivel regional emerge el concepto doctrinario de defensa cooperativa. En esta etapa se construye institucionalidad. Dentro de la OEA se establece la Comisión de Seguridad Hemisférica y en el marco de las Cumbres Presidenciales de las Américas se crea la Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas. Asimismo, se introducen las políticas de promoción de medidas de fomento de la confianza y seguridad, se adoptan las Convenciones Interamericanas contra la Fabricación y el Tráfico Ilícitos de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y Otros Materiales Relacionados (CIFTA 1997) y sobre Transparencia en las Adquisiciones de Armas Convencionales (CITAAC 1999), todo ello en el marco de una adaptación a los nuevos tiempos de las políticas y estrategias en materia de defensa.

 

Finalmente, el cuarto período, en el que actualmente nos encontramos, comienza en los primeros años del siglo XXI y está decididamente marcado por la irrupción de fenómenos violentos como el terrorismo y las diversas modalidades del delito organizado transnacional. En el seno de la OEA, esta etapa comenzó debatiendo y consensuando una perspectiva actualizada a la luz de las nuevas circunstancias mundiales y regionales, y ello se tradujo en la adopción del enfoque multidimensional de la seguridad hemisférica, plasmado en la Declaración sobre Seguridad en las Américas adoptada en México en el 2003. Este nuevo concepto reconoce que las amenazas, preocupaciones y otros desafíos a la seguridad en el hemisferio son de naturaleza diversa y alcance multidimensional y que el concepto y enfoque tradicionales deben ampliarse para abarcar amenazas nuevas y no tradicionales, que incluyen aspectos políticos, económicos, sociales, de salud y hasta ambientales. Cabe sin embargo señalar que toda esta nueva concepción sobre seguridad regional no ha culminado de procesar y articular las implicaciones y orientaciones específicas para el sector defensa aún.

 

Sistema Interamericano

En el transcurso de las etapas descritas se evidenciaron asimismo la creación de nuevos foros, tanto de carácter hemisférico como subregionales que van desde las conferencias especializadas de los ejércitos, armadas y fuerzas aéreas de las Américas, hasta los nuevos mecanismos de cooperación en defensa y seguridad dentro de los espacios de UNASUR, CARICOM y SICA, que fueron agregándose en paralelo a los componentes del esquema institucional del sistema interamericano de defensa, sin necesariamente reemplazarlos o transformarlos. Todo esto deviene en la actual arquitectura de múltiples niveles, plataformas y foros en materia de seguridad regional y defensa.

 

Desde la Secretaría General y nuestra Secretaría de Seguridad Multidimensional cuya dirección ha sido recientemente asumida por la Dra. Claudia Paz y Paz, estamos empeñados en asistir y brindar los insumos necesarios que permitan la adopción de medidas y lineamientos por parte de los órganos de decisión política en materia de defensa como lo son principalmente la Asamblea General, las Reuniones de Consulta de la OEA, el Consejo Permanente y la Comisión de Seguridad Hemisférica.  En esta tarea se suma el acompañamiento de la Junta Interamericana de Defensa (JID) que desde el 2006 reviste su carácter de “entidad” de la OEA con funciones de asesoría técnica, consultiva y educativa en materia militar y de defensa.

 

Hoy nuestra Organización se encuentra encaminada a avanzar en la consecución de objetivos tangibles y mensurables en las cuatro áreas o pilares estratégicos como lo son: Democracia, Derechos Humanos, Desarrollo Integral y Seguridad Multidimensional.

 

En lo que respecta a seguridad regional y defensa, podemos decir que en nuestro continente, como nunca antes en nuestra historia, prevalece la paz y la observancia sin excepciones del principio de la solución pacífica de las controversias entre nuestros Estados Miembros. Asimismo, ciertos factores de carácter geopolítico e ideológico que por décadas generaron polarización y confrontaciones en nuestro hemisferio y en el propio seno de la OEA, como la controversia EEUU-Cuba, hoy son en gran medida parte del pasado a partir de la normalización de relaciones y la apertura de espacios para el diálogo y la cooperación. Finalmente, no es menor logro para nuestra región y ejemplo al mundo, la histórica solución negociada al último conflicto armado interno en la hermana república de Colombia.  La OEA, al igual que otros actores de la comunidad internacional, esta activamente comprometida en el apoyo a la implementación de los acuerdos de paz alcanzados por los colombianos.

 

Todos estos avances en materia de consolidación de la paz y la seguridad en nuestra región nos llevan también a valorar la relevancia de algunos preceptos y metas más recientes establecidos por los Estados Miembros de la OEA. Particularmente me refiero al objetivo refrendado en 2014 por la Asamblea General de propiciar a nuestra América como “Zona de paz, cooperación y solución pacífica de controversias”, basados en el respeto de los principios y normas del derecho internacional y la plena observancia de consagrados principios americanos como el de que ningún Estado o grupo de Estados tiene derecho de intervenir, directa o indirectamente, y sea cual fuere el motivo, en los asuntos internos o externos de cualquier otro.

 

En este mismo marco de medidas consensuadas de consolidación de la paz y seguridad, tampoco podemos olvidar ese otro logro imperecedero de las naciones latinoamericanas en el alto objetivo de propiciar un mundo libre de armas nucleares. Precisamente estamos celebrando este año medio siglo de vigencia del Tratado de Tlatelolco para la Proscripción de las Armas Nucleares en la América Latina y el Caribe. Este instrumento ejemplar del derecho internacional no solo ha reforzado la seguridad y confianza entre los Estados del Hemisferio, sino que al mismo tiempo constituye un claro ejemplo en materia de desarme y no proliferación para aquellos Estados que poseen armamento nuclear y otras armas de destrucción masiva.

 

Futuro sistema interamericano de defensa

Esta importante ocasión de celebrar 75 años de la creación de la JID nos ofrece un momento apropiado para mirar hacia atrás, analizar y evaluar el resultado de los diferentes enfoques que ha tenido la defensa en nuestro hemisferio y en el seno de nuestro sistema interamericano. Este ejercicio nos permitirá obtener valiosas conclusiones respecto a lecciones aprendidas, así como la identificación de los aciertos y también de los errores.

 

Este ejercicio retrospectivo sin embargo, nos brindará las bases para algo que considero aún más importante: mirar hacia adelante para definir qué queremos y qué necesitamos de un sistema interamericano de defensa del siglo XXI. Es precisamente bajo estas premisas que considero apropiado proponer a los Estados Miembros que sea a partir de este año 2017 y en el marco de los 75 años de la Junta, el inicio de la necesaria reflexión y debate que nos lleve a consensuar los objetivos estratégicos en materia de defensa y seguridad regional que demanda nuestra actual realidad. Estoy personalmente convencido que el actualizado esquema interamericano de seguridad y defensa deberá basarse por sobre todo en la articulación de un sistema de cooperación en defensa que acompañe la consolidación democrática y responda con eficacia a los nuevos desafíos y necesidades que nos imponen los riesgos y amenazas en los niveles nacionales, regionales y globales. Por ello mismo, mi recomendación se inclina a que la referida reflexión por parte de los órganos competentes de decisión política de la OEA sea inclusiva no solo de los estamentos que dirigen la política exterior de nuestros Estados Miembros, sino también de las más altas autoridades nacionales del sector defensa o seguridad, según corresponda a los respectivos ordenamientos internos. En este sentido aprovecho la oportunidad para expresar mi saludo a los Sres. Ministros y altas autoridades de Defensa aquí presentes.

 

Estimados señoras y señores miembros del Consejo de Delegados, de la Dirección General y del Colegio Interamericano de Defensa, en esta celebración de tres cuartos de siglo de la Junta, quisiera hacer referencia a un aspecto que reviste singular importancia: cada uno de ustedes, en su carácter de efectivos militares, son partícipes activos de la inserción y misión de las Fuerzas Armadas en un Estado democrático de Derecho. Esto se evidencia, por ejemplo, en la incorporación de los derechos humanos, el derecho internacional humanitario y las nuevas políticas con enfoque de género, tanto en la instrucción militar como en actividades operativas de las Fuerzas Armadas en nuestros países. Pero también se expresa singularmente en la generalizada adopción del fundamental principio de conducción civil de la defensa, que por cierto está presente en el propio Estatuto de la Junta Interamericana de Defensa. Estos avances de tanta importancia convierten a los militares como ustedes en verdaderos ciudadanos de uniforme.

 

Conclusión

 

Estimados Señores y señoras, como Secretario General Adjunto de la OEA, y personalmente como ciudadano de las Américas, quisiera terminar mi intervención entregándoles un afectuoso saludo en este 75 aniversario de la Junta Interamericana de Defensa y, por intermedio de todos ustedes, deseo extender ese saludo a las fuerzas armadas de nuestra región, junto con nuestro reconocimiento por las tareas que han desempeñado en el último año. También aprovecho esta oportunidad para subrayar nuevamente nuestro compromiso de continuar trabajando con la Junta en todas las actividades que la Secretaría General de la OEA y la JID emprenden conjuntamente.

Muchas gracias

Palabras del Presidente del Consejo de Delegados por el 75º Aniversario de la JID

publicado a la‎(s)‎ 3 abr. 2017 9:46 por Jid Webmaster


Dignas autoridades, damas y caballeros que nos honran con su presencia,… sean todos ustedes bienvenidos y tengan muy buenos días.

 

Ante de comenzar, deseo extender nuestro cordial agradecimiento por su gentil participación en este significativo evento con la que su presencia engalana esta ceremonia.

 

Debo comenzar expresando los sentimientos de solidaridad de la Junta Interamericana de Defensa ante los desastres que está sufriendo el Perú.

 

Quisiera iniciar estas palabras recordando el origen de la Junta Interamericana de Defensa.

 

La Tercera Reunión de Consulta de los Ministros de Relaciones Exteriores de las Repúblicas Americanas, en enero de 1942 en Río de Janeiro, tomó el siguiente acuerdo claro y taxativo: “Respondiendo al espíritu de sincera colaboración que anima a los pueblos del Hemisferio Occidental, celebrar una reunión inmediata en Washington de una comisión compuesta de técnicos militares o navales nombrados por cada uno de los gobiernos para estudiar y sugerir las medidas necesarias para la defensa del continente.”

 

Posteriormente, el Consejo Directivo de la Unión Panamericana aprobó en su sesión extraordinaria del 25 de febrero, el informe rendido por la comisión especial y fijó el 30 de marzo como la fecha en que debía verificarse la sesión inaugural de la Junta Interamericana de Defensa o JID.

 

El 30 de marzo de 1942, hace 75 años, en el Salón de las Américas de la entonces Unión Panamericana, tuvo lugar la sesión inaugural de la Junta, como resultado del acuerdo de la Tercera Reunión de Consulta de los Ministros de Relaciones Exteriores de las Repúblicas Americanas.

 

Sin embargo, hace 75 años, la situación global era completamente distinta. Se desata la Segunda Guerra Mundial y los Estados Unidos se ve involucrado en ella.

 

Todos los continentes, con la excepción del americano, eran escenarios de una destrucción sin precedentes en la historia, por su magnitud e intensidad.

 

Fue así como la idea de mantener el continente americano libre de estas amenazas, se transformó en un tema de la más alta prioridad e importancia estratégica.

 

De los sendos discursos de la sesión inaugural de creación de la Junta, podemos  citar:

 

Del Presidente Interino del Consejo, doctor Diógenes Escalante, Embajador de Venezuela en los EE.UU. “En este período de crisis, las funciones encomendadas a vuestra Junta son de trascendental importancia. Las medidas de defensa militar deben tener precedencia sobre las demás, ya que todos sabemos indiscutiblemente que este problema no es sólo el de la defensa de las soberanías individualmente, sino el de la defensa de la soberanía colectiva de todas nuestras naciones. Si la historia de los dos años y medio últimos nos ha enseñado una lección, tal lección es la de que a cada uno de nuestros países lo afecta directamente toda amenaza que se le haga a cualquiera de los demás. Es por tal motivo muy acertado que la Junta Interamericana de Defensa haya sido creada para que pueda estudiar colectivamente los problemas que reclama la defensa del Hemisferio Occidental”.

 

Luego de los discursos, se eligió al Presidente de la JID, nombramiento otorgado al Teniente General S.D. Embick, quien, al tomar el cargo, dijo: “A aquellos que dudaren de la necesidad urgente de que el objetivo de la Junta se logre sin demora, yo les sugeriría que la característica más notable de esta guerra no se encuentra en su alcance universal. En cambio, sí se encuentra en el hecho de que las fuerzas adversarias no pueden hacer nada sin los productos de la edad de la fuerza motriz, de la industria moderna a distinción de la industria manual, una edad que ha llegado a su madurez tan sólo en los últimos años y que sólo ahora está dedicada con todo vigor a fines militares. El aprovisionamiento adecuado de las fuerzas de cada uno de los principales combatientes requiere no sólo el apoyo de una gigantesca industria mecánica, sino también el dominio sobre las reservas de materias primas cuya variedad y extensión son continentales”.

 

Cito estas últimas palabras, porque expresan con claridad que no se trataba solamente de planificar la defensa del continente, sino también de garantizar el aprovisionamiento adecuado de materias primas que en aquel entonces, mucho más que hoy, conformaban la casi totalidad del intercambio de América Latina con los EE.UU. y el resto del mundo.

 

Así nació la Junta Interamericana de Defensa: con una cerrada expresión de apoyo de los 20 países que entonces hacían parte de la Unión Panamericana uniéndose posteriormente los EE.UU., que había entrado recientemente en guerra y requería apoyo.

En un hecho trascendental, por mandato del Consejo de Delegados de la Junta Interamericana de Defensa, dada la necesidad de estimular la docencia hemisférica y la investigación en temas de seguridad y defensa, se dispone la creación del Colegio Interamericano de Defensa, como un órgano de la Junta dependiente del Consejo de Delegados, ubicado en el Fuerte Lesley J. McNair del Ejército de los Estados Unidos de Norteamérica. Acción que se hace realidad, con la contribución de los estados Unidos, el 9 de octubre de 1962, cuando el Secretario de Estado de los Estados Unidos Dean Rusk, hace entrega oficial del edificio, en nombre del gobierno de los Estados Unidos. El Doctor José A. Mora, Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), en aquel entonces, fue el principal orador durante la ceremonia de inauguración. 

La primera promoción, que consistía de 29 cursantes representando a 15 de los países americanos, recibió sus diplomas el 20 de marzo de 1963 cuando el Vicepresidente de los Estados Unidos, Lindón B. Jhonson, pronunció el discurso de graduación y realizó la entrega de diplomas.

La historia avanzó, y la JID comenzó un proceso de modernización originado por la caída del Muro de Berlín en 1989 que da por terminado el período denominado “Guerra Fría”, cuando todo el panorama mundial cambia de repente, por lo que es necesario enfocar los esfuerzos de acuerdo a la nueva situación.

Posteriormente, el ataque del 11 de setiembre del 2001, denota la vulnerabilidad del continente y define una serie de conceptos como el de Seguridad Multidimensional que es tomado por la Organización de Estados Americanos en la “Declaración de Seguridad de las Américas” del 2003.

Es así, bajo este nuevo escenario en que el 15 de marzo de 2006, mediante resolución 1 (XXXII-E/06) de la Asamblea General, se establece que la JID sea una entidad de la OEA con base en el art. 53 de la Carta de dicha organización y aprueba en la primera sesión plenaria el Estatuto que rige desde entonces a esta remozada organización, con el propósito principal de prestar servicios de asesoramiento técnico, consultivo y educativo sobre temas relacionados con asuntos militares y de Defensa en el Hemisferio a la OEA y sus Estados Miembros.

 

Hoy, en comparación con la JID de sus inicios, encontramos una institución más fortalecida con una membresía de 28 delegaciones, liderada por representantes electos democráticamente, y orientada en apoyo a la visión estratégica de la OEA, basando su accionar en los cuatro pilares fundamentales: Democracia, Derechos Humanos, Seguridad Multidimensional y Desarrollo.

 

Vale resaltar que, a pesar de haber transcurrido 75 años de la creación de la Junta, existen hechos aún vigentes como la necesidad de cooperación y colaboración para la defensa del hemisferio, no ante un ataque externo, sino contra las amenazas que hoy en día están vigentes y que golpean con diferente intensidad y a diario a cada uno nuestros Estados como son el terrorismo, la inclemencia de la naturaleza, y las crimen organizado transnacional, entre otros.

 

Por ese motivo, fortalecemos nuestras actividades orientándolas en, lo que llamamos, líneas de acción, destacando la de cumplir un rol facilitador, de apoyo técnico y de memoria institucional de la Conferencia de Ministros de Defensa de la Américas, el rol articulador entre dicho foro y otros organismos, la asistencia humanitaria ante desastres, las medidas de fomento confianza y seguridad, y el desminado humanitario.

 

Del mismo modo, el Colegio Interamericano de Defensa, hoy ya no gradúa 29 cursantes, sino que contribuye con más de sesenta expertos en Seguridad y Defensa anualmente bajo un currículo actualizado a las necesidades y realidades del hemisferio, mediante el otorgamiento de la Maestría respectiva debidamente acreditada ante organismos educativos de los Estados Unidos.

 

Para tal fin, contamos con un equipo de profesionales altamente calificados y de primer nivel de diferentes nacionalidades designados por los Estados miembros,  que fortalecen al Colegio Interamericano de Defensa, a la Secretaria y al Consejo de Delegados, con su gran experiencia contribuyen al logro de nuestros objetivos; la pluralidad de nuestro principal recurso, el humano, hace de ésta una experiencia enriquecedora y única.

 

Para el cumplimiento de los planes y objetivos debemos hoy, resaltar la importancia e involucramiento de los Estados miembros, a través del Consejo de Delegados y las Misiones Permanentes ante la OEA, las cuales no solo se han constituido en el principal ente para la toma de decisiones, sino que además su contribución, enlace y acompañamiento se ha convertido en el principal pilar de esta honrosa organización.

 

Es por eso que hoy, al conmemorar el 75 aniversario, debemos hacer un reconocimiento especial a la OEA, a los Estados miembros ante la JID, a través de los señores Embajadores acá presentes, y a las Delegaciones, quienes han logrado mantener incólume y encendido el propósito para el cual se creó nuestra organización y que hoy se proyecta con más decisión que nunca.

 

Finalmente, quiero presentar nuevamente mi reconocimiento y agradecimiento a todos los presentes, por honrarnos con su presencia; agradecer las condecoraciones otorgadas a nuestro estandarte a Brasil, Guatemala y Perú, a México por la donación del óleo de don Benito Juárez, nuevamente a México y a El Salvador por la emisión del Sello Postal en sus países en homenaje a la JID, y a Colombia, Estados Unidos y Perú, por financiar este evento.

 

Ante esta nutrida historia de evolución, reitero nuestro compromiso de trabajar intensamente para contribuir con el fomento y fortalecimiento de la confianza, de la seguridad y de la paz en el hemisferio.

 

Muchas gracias.


JID Conmemora sus 75 años

publicado a la‎(s)‎ 30 mar. 2017 10:44 por Jid Webmaster


Hermandas las Banderas son izadas hacia el sol, es America que canta su poema inmortal!, “Nuestras manos se han unido bajo el lema de amistad”, entonando el himno de la Junta Interamericana de Defensa,  por parte de los integrantes de los paises miembros, Jefes de Estado, Embajadores, Ministros de defensa y Marina, representantes paises invitados y observadores internacionales,  el dia de hoy 30 de marzo 2017, en un solenme acto, en la Casa del Soldado, en Washington D.C., la Junta Interamericana de Defensa conmemoro su 75 aniversario desde su fundacion.

Con este motivo los gobiernos de Brasil, Guatemala y Peru, impusieron las condecoraciones Insignia de la Orden al Mérito Aeronáutico de  Brasil, Medalla Monja Blanca Primera Clase de Guatemala y Medalla Naval de Honor al Mérito de Perú; Mexico y el Salvador emitieron un timbre de correo Postal conmemorativos, ademas de la donacion de una pintura emblematica del gobierno de Mexico.

El Secretario General adjunto de la OEA, embajador Nestor Mendez, en un discurso muy conmovedor, que tuvo como marco la Sala del consejo de Delegados de la JID y ante la presencia del Presidente de Honduras, Secretario de Marina y Defensa de Mexico, Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Honduras, Comandante de la Fuerza Aerea y Secretario General del Ministerio de Defensa de Brasil, representante del Comandante General de la Marina de Guerra del Perú, la Comandante del Comando Norte y Jefe de Estado Mayor del Comando Sur de EE.UU., Embajadores, representantes de los Ministros de Defensa, Ejercito , Fuerza Aerea y Armadas de los Naciones de America, observadores e invitados, reconocio la contribucion que la JID ha proporcionado para la consolidacion de los cuatro pilares de la OEA, Democracia, Derechos Humanos, Desarrollo Integral y Seguridad.

En hora buena y muchas felicidades a todos los miembros que desde 1942, han prestado sus servicio y trabajado, para la unidad y solidaridad de las Fuerzas Armadas de las Naciones de America, en pos la Seguridad y Defensa del hemisferio.

MÉXICO EMITE UN TIMBRE POSTAL CONMEMORATIVO DEL 75 ANIVERSARIO DE LA JID

publicado a la‎(s)‎ 27 mar. 2017 11:09 por Jid Webmaster   [ actualizado el 27 mar. 2017 12:20 ]


El dia de hoy lunes 27 de marzo, con motivo del 75 Aniversario de la fundacion de la Junta Interamericana de Defensa, el Servicio Postal Mexicano por iniciativa de la Secretaria de la Defensa Nacional, en el Campo Militar N. 1-A, de la ciudad de Mexico, llevara a cabo el lanzamiento de un sello postal conmemorativo a los 75 aniversario de la JID.

Esta ceremonia estara presidida entre otras personalidades por por el General de Division DEM Gilberto Hernández Andreu, Subsecretario de la Defensa nacional mexicana, funcionarios del Servicio postal mexicano y representantes de la Junta Interamericana de Defensa.

Ademas, con este mismo motivo,  el Secretario de la Defensa Nacional de Mexico, el General Salvador Cienfuegos Zepeda y el Almirante Vidal Francisco Soberón Saenz, Secretario de Marina, asistiran como invitados de honor a la Casa del Soldado en Washington DC., el proximo 30 de marzo,  para participar en  la ceremonia de los 75  años de vida de la JID.


JID Conmemora sus 75 años

publicado a la‎(s)‎ 23 mar. 2017 5:44 por Jid Webmaster


El proximo día 30 de marzo 2017, en la Ciudad de Washington, DC., se llevará a cabo la conmemoración de los 75 años de la Junta Interamericana de Defensa, motivo por lo cual representantes de Mandatarios de Estado y Ministros de Defensa de sus 28 paises miembros y 7 Estados observadores, asistiran a la ceremonia de su 75 aniversario, en su tradicional sede, “la Casa del Soldado”.

Se espera una solenme ceremonia y actos protocolarios por parte de funcionarios de la OEA y paises miembros, que enmarcaran este emotivo acto, que representa la unidad y cooperacion de los paises, en asuntos de Seguridad y defensa en America desde 1942.


EL SALVADOR EMITE UN TIMBRE POSTAL CONMEMORATIVO DEL 75 ANIVERSARIO DE LA JID

publicado a la‎(s)‎ 17 mar. 2017 8:36 por Jid Webmaster   [ actualizado el 6 abr. 2017 6:56 ]



Con el propósito de unirse a los festejos conmemorativos del 75 aniversario de la fundación de la Junta Interamericana de Defensa,  el próximo 30 de marzo del 2017, el Gobierno de El Salvador, llevara a cabo el acto de emisión de los sellos postales conmemorativos del Septuagésimo Quinto Aniversario de la JID, acto que tendrá verificativo en el Salón Arce del Comando de Doctrina y Educación Militar (CODEM), en la ciudad de San Salvador El Salvador.

Con este significativo acto El Salvador, integrante activo de la JID desde 1942, reitera su apoyo y cooperación en los temas de Seguridad y Defensa del Continente Americano.


JID participa en el "Vigésimo Encuentro Anual de Directores de Programas Nacionales de Acción contra las Minas y Asesores de las Naciones Unidas" en Ginebra

publicado a la‎(s)‎ 7 feb. 2017 7:51 por Jid Webmaster   [ actualizado el 9 feb. 2017 12:58 ]




Del 7 al 10 de Febrero la Junta Interamericana de Defensa (JID) se ha hecho representar en el "Vigésimo Encuentro Anual de Directores de Programas Nacionales de Acción contra las Minas y Asesores de las Naciones Unidas". Participan del evento el señor Director General de la Secretaría de la JID - Major Brigadeiro do Ar (Brasil) Mauricio Ribeiro Gonçalves, el Director de la División de Desminado  Humanitario (DH) de la JID, Coronel Reinaldo Salgado (Ejército Brasileño).

La participación de la JID en el evento en Ginebra ha proporcionado importantes actualizaciones sobre los Programas y Técnicas de DH alrededor del mundo, los retos para eliminar el flagelo de las minas Antipersonal en el mundo, además de los contactos y coordinaciones con Organismos Internacionales de DH y expertos en el tema.

Todo esto esfuerzo por parte de la JID y otras Organizaciones seguramente contribuirán para que el Hemisferio Occidental esté libre de minas hasta el año 2021!

CEREMONIA DE DESPEDIDA Y OTORGAMIENTO DE LA MEDALLA DE LA JID AL PRESIDENTE DEL CONSEJO DE DELEGADOS DE LA JUNTA INTERAMERICANA DE DEFENSA, SEÑOR VICEALMIRANTE ARMADA PERUANA GONZALO RIOS POLASTRI

publicado a la‎(s)‎ 16 dic. 2016 11:48 por Jid Webmaster



El día 15 de diciembre, en “La Casa del Soldado” – Washington D.C. se realizó la ceremonia de despedida del Presidente del Consejo de Delegados de la Junta Interamericana de Defensa (JID), el señor Vicealmirante de la Armada Peruana Gonzalo Ríos Polastri, quien ocupó el mencionado puesto desde junio del 2015; en el evento se contó con la asistencia del Embajador del Peru ante los Estados Unidos de América embajador Carlos Pareja y de la Representante Permanente del Peru ante los Estados Unidos de América, embajadora Ana María Rosa Valdivieso, así como del representante del Secretario General de la OEA, los señores Delegados de la JID, yautoridades civiles y militares.

El señor Vicepresidente del Consejo de Delegados, Mayor General Gabriel Pinilla Franco ofreció las palabras de despedida e impuso la medalla de la JID, destacando, en su discurso, que el Vicealmirante Ríos fue el promotor de muchas de las iniciativas para posicionar a la Junta, para fomentar la cooperación hemisférica, ser el consejero permanente de diversos temas del ámbito de la Defensa, así como constituirse como el motor de la institución gracias a su profesionalismo, carisma y entrega; indicó también que su gestión ha sido reconocida por los integrantes de la JID, los miembros de la OEA y otras instancias organizacionales con las que mantuvo relaciones profesionales.

Por su parte, el Vicealmirante Ríos expresó que durante su labor se esforzó por contribuir en la construcción sistémica de la Defensa Hemisférica para el beneficio de la Organización de los Estados Americanos y sus países miembros; del mismo modo, reconoció y agradeció el apoyo brindado al poder interactuar con diplomáticos y funcionarios de la Organización de Estados Americanos, miembros de la JID y expertos internacionales en Defensa y Seguridad de casi todos los países del hemisferio, habiendo marcado su persona en un engrandecimiento personal y profesional; recalcó que durante el año y medio de su gestión se procuró intensificar los vínculos con las organizaciones del sistema de la OEA, agradeció el apoyo recibido por los embajadores que presidieron el Consejo Permanente y el Comité de Seguridad Hemisférica, así como las representaciones nacionales, al Secretario General y particularmente la Secretaría de Seguridad Multinacional. Resaltó el reconocimiento de la JID al constituirse en el apoyo técnico de la Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas, logrando de esta manera la articulación regional de las diversas organizaciones, conferencias y foros, fomentando la fromulación de una política en defensa hemisférica para actuar ante los desafíos a la seguridad que afrontan las naciones.

IX REUNION ANUAL DE DOCTRINA DE DESMINADO HUMANITARIO

publicado a la‎(s)‎ 17 nov. 2016 9:04 por Jid Webmaster   [ actualizado el 18 nov. 2016 8:31 ]

Los dias 9 y 10 de noviembre 2016, en la casa del Soldado se llevo a efecto la IX Reunion anual de Doctrina de Desminado Humanitario, convocada por la Junta Interamericana de Defensa, el seminario estuvo integrado por panelistas del Programa de Accion Integral Contra las Minas Antipersonal de los Estados Americanos (AICMA/OEA), Direccion de accion Integral Contra Minas Antipersonal de Colombia (DAICMA/CO), de Geneva International Centre for Humanitarian Demining (GICHD), del Grupo de Monitores Interamericanos de la Junta Interamericana de Defensa (GMI/CO-JID), del Centro Internacional de Desminado Humanitario de España, del Centro Nacional de Desminado del Ecuador (CENDESMINA), del Centro Peruano de Accion contra Minas Antipersonal (CONTRAMINAS), por Jefe del Cuerpo de Ingenieros de Nicaragua, entre otros.

Se expuso la relevante necesidad de continuar con la meta de una America libre de minas, se trataron temas como Gestion y Capacitacion en Desminado Humanitario, Experiencias, Lecciones Aprendidas y Retos del Desminado Humanitario.



CONFERENCIA DE DERECHOS HUMANOS EN LA JID

publicado a la‎(s)‎ 24 oct. 2016 8:47 por Jid Webmaster

El dia de 19 octubre el Co-Director de la Academy on Human Rights and Humanitarian Law del Washington College of Law Diego Rodriguez Pinzon, ante los Miembros del Consejo de Delegados de la JID, dirigio magna Conferencia en el tema Derechos Humanos  y Derecho Humanitario.

Se destaco la importancia del respeto a los Derechos Universales del hombre, la participacion de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y Tratados Internacionales entre otros muchos temas de interes.

El personal Directivo entrego reconocimiento y agradecio al Maestro Diego Rodriguez, su importante exposicion en temas sensibles, donde participan las Fuerzas Armadas.


1-10 of 213